Archivo de la categoría: Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

Poesía y poetas españoles. Selección de poemas populares, famosos, históricos. Poetas célebres actuales o del pasado.
Todo lo relacionado con la poesía española en la historia y la actualidad.

José Lupiáñez. Dos poemas escogidos. Nocturnos y Marie Claire. OBRAS. OBRAS Y BIOGRAFIA. POESIA ESPAÑOLA.

José Lupiáñez. Dos poemas escogidos: Nocturnos y Marie Claire.

Jose-Lupiañez-01

Este mes hemos escogido dos poemas: Nocturnos y Marie Claire.

El autor es José Lupiáñez, un poeta actual y moderno.

Nocturnos


En las noches lascivas, amables, suntuosas,
nos miran desde el lecho vibrantes, decididas,
desde el lecho que ha sido la góndola azarosa
donde el amor dejaba sus rosas escondidas.

En las noches lascivas nos miran insistentes,
y sus brazos reclaman más dulzura y más brío,
y sus brazos nos rondan, nos prenden de repente
con la lenta amenaza de un mejor desafío.

Mientras las amas, miras esa oscura recámara:
los autos bordan móviles encajes luminosos;
ellas jadean sin tregua, de brillo acribilladas
y tú esperas tan sólo sus dorados sollozos.

Al fin con queja muerden tus hombros y con lágrimas,
y derraman sus cuerpos de nuevo entre tus brazos,
y tú las acaricias, pasas algunas páginas,
y la historia se acaba durmiendo en sus regazos.

 Marie Claire


Una noche en París me raptó Marie Claire;
me tomó de la mano, me llevó a su mansión,
me tendió sobre un lecho, se quitó el camisón
y mostró sus encantos, que eran dignos de ver.

Derramó sus oscuros cabellos sobre mí
y abrazó bien mi vida, que no vale un real.
Se ofreció sin reservas, turbadora, ideal
y apretó entre sus muslos mi liviano existir.

Oh sultana divina, qué pasión, qué placer
galopar sobre un cuerpo de tan firme esplendor;
oh amazona de un cuento, tú sí sabes de amor,
de ese amor que nos hace invencibles, tal vez.

Hoy me acuerdo del triunfo de Les Champs Elysée
y del Sena y tus labios, de tu olor de azahar,
y me pongo muy triste, y me pongo a pensar
en un lecho, una noche de París, Marie Claire.

Jose-Lupiañez-02

José Lupiáñez:

José Lupiáñez Barrionuevo nació en La Línea de la Concepción, Cádiz, en 1955)

Es un poeta español.

Pasó su infancia en El Puerto de Santa María, trasladándose más tarde a Barcelona, en cuya universidad empezó sus estudios de Filosofía y Letras. Terminó en Granada con la especialidad de Licenciado en Filología Hispánica.

En 1975 fundó con el poeta granadino José Ortega la colección Silene, cuyo primer título será su libro Ladrón de fuego.

Desde entonces ha dirigido la colección Ánade (1978) y participado en otras revistas (Letras del Sur, Travesaño, Divertimento, Educa, Trivium, Los Tiempos y más recientemente en los de Sureste, Humanística).

Jose-Lupiañez-03

Obras

En verso

  • Ladrón de fuego (1975)

  • Río solar (Ánade, Granada, 1978)

  • El jardín de ópalo (Edascal, Madrid, 1979)

  • Amante de gacela (Zumaya, Universidad de Granada, 1980)

  • Música de esferas (Genil, Diputación Provincial de Granada, 1982)

  • Arcanos (Diputación Provincial de Córdoba, 1984)

  • Laurel de la costumbre (antología, Anade, Granada, 1988)

  • Número de Venus (colección “Campo de Plata”, (Granada, 1996)

  • Égloga de la estación segunda: El verano, (Colec. “Ánade”, Granada)

  • La luna hiena, (colección “Provincia”, (Excma. Diputación Provincial de León, 1997)

  • Puerto escondido (publicado por el Centro de la Generación del 27, en su colección “Ibn Gabirol” – Excma. Diputación Provincial de Málaga, 1998)

  • La verde senda (Colec. “Fenice”, Huerga y Fierro, Madrid, 1999)

  • El sueño de Estambul (Colección “Granada Literaria”, Ayuntamiento de Granada, 2004)

  • Petra (Ediciones Port Royal, Granada, 2004).

  • La edad ligera (EH Editores, Jerez de la Frontera, 2007)

Jose-Lupiañez-04

En prosa

  • Las tardes literarias (Mirto Academia, 2005)

  • Poetas del sur (Mirto Academia, 2008)

Citas

Yo también quiero ser como vosotros fuisteis

alguien raro que escribe sus versos al olvido

y al frente de sus libros deja, porque ha vivido

unas pocas palabras como unas rosas tristes.

Yo también quiero un pórtico, un principio, un preámbulo,

un lugar donde quede que no amé, o que sufrimos,

un lugar donde rece que sentí, que escondimos

en las noches amargas ese miedo funámbulo.

(De Pórtico, en Número de Venus)

 Jose-Lupiañez-05

PARANINFO. ACADEMIA DE ESPAÑOL EN MADRID.

CALLE PRINCESA, 70 1º.

TELÉFONO: 91 543 31 39

paraninfo@paraninfo.com

ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

BLAS DE OTERO. LA TIERRA. A LA INMENSA MAYORÍA. POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS. OBRAS Y BIOGRAFIA. POESIA ESPAÑOLA.

BLAS DE OTERO. LA TIERRA. A LA INMENSA MAYORÍA:

Blas-de-otero-01

Este mes hemos escogido un par de poemas: LA TIERRA y A LA INMENSA MAYORÍA.

Del poeta español Blas de Otero Muñoz: uno de los principales exponentes de la poesía social de los años cincuenta en España.

LA TIERRA

Un mundo como un árbol desgajado.
Una generación desarraigada.
Unos hombres sin más destino que
apuntalar las ruinas.

Romper el mar
en el mar, como un himen inmenso,
mecen los árboles el silencio verde,
las estrellas crepitan, yo las oigo.

Sólo el hombre está solo. Es que se sabe
vivo y mortal. Es que se siente huir
—ese río del tiempo hacia la muerte—.

Es que quiere quedar. Seguir siguiendo,
subir, a contramuerte, hasta lo eterno.
Le da miedo mirar. Cierra los ojos
para dormir el sueño de los vivos.

Pero la muerte, desde dentro, ve.
Pero la muerte, desde dentro, vela.
Pero la muerte, desde dentro, mata.

…El mar —la mar—, como un himen inmenso,
los árboles moviendo el verde aire,
la nieve en llamas de la luz en vilo…

A LA INMENSA MAYORÍA

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos su versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y uno.

 

Blas-de-otero-02

Blas de Otero Muñoz (Bilbao, 15 de marzo de 1916Majadahonda (Madrid), 29 de junio de 1979) fue uno de los principales representantes de la poesía social de los años cincuenta en España.

Recibió una formación religiosa con los jesuitas.

  Al acabar de estudiar su bachillerato se licenció en Derecho en la Universidad de Valladolid. Aunque nunca ejerció. Se trasladó después a Madrid donde se dedicó por enteramente a la creación literaria.
Obtuvo varios premios importantes entre los que se cuentan: Boscán de Poesía en 1950, Premio de la Crítica en 1959
y el Fastenrath de la Real Academia en 1961.

El 29 de junio de 1979 murió en Majadahonda (Madrid) de una embolia pulmonar, habiendo cumplido con sus preceptos vitales y al final de una larga búsqueda, vital pero también poética.

Está enterrado en el cementerio civil de Madrid.

Blas-de-otero-04

Bibliografía de Blas de Otero

Libros de poesía

  • Cuatro poemas, Editor J. Díaz Jácome, 1941.

  • Cántico espiritual, Cuadernos del Grupo Alea, San Sebastián, 1942.

  • Ángel fieramente humano, Ínsula, Madrid, 1950.

  • Redoble de conciencia, Instituto de Estudios Hispánicos, Barcelona, 1951.

  • Pido la paz y la palabra, Ediciones Cantalapiedra, Torrelavega (Santander), 1955.

  • Ancia, Editor Alberto Puig, Barcelona, 1958. Prólogo de Dámaso Alonso.

  • Parler clair / En castellano, Pierre Seghers, París, 1959. Edición bilingüe de Claude Couffon.

  • En castellano, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1960.

  • Ángel fieramente humano y Redoble de conciencia, Losada, Buenos Aires, 1960.

  • Que trata de España, Editorial R.M., 1964 (edición castigada).

  • Que trata de España, Ruedo Ibérico, París, 1964.

  • Historias fingidas y verdaderas, Alfaguara, Madrid, 1970.

  • Pido la paz y la palabra, Lumen, Barcelona, 1975. Introducción de José Batlló, primera edición completa en España.

  • En castellano, Lumen, Barcelona, 1977. Primera edición en España.

  • Que trata de España, Visor, Madrid, 1977. Primera edición completa en España.

  • Hojas de Madrid con La galerna, Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, Barcelona, 2010. Edición de Sabina de la Cruz, prólogo de Mario Hernández.

Recopilaciones

  • Con la inmensa mayoría, Losada, Buenos Aires, 1960 (con Pido la paz y la palabra y En castellano).

  • Hacia la inmensa mayoría, Losada, Buenos Aires, 1962 (con Ángel fieramente humano, Redoble de conciencia, Pido la paz y la palabra y En castellano).

  • Que trata de España, Editora Nacional de Cuba, La Habana, 1964 (con Pido la paz y la palabra, En castellano y Que trata de España).

Antologías

  • Antología (y notas), Mensajes de Poesía, Vigo, 1952.

  • Esto no es un libro, Universidad de Puerto Rico, Río Piedras, 1963.

  • Expresión y reunión (1941-1969), Alfaguara, Madrid, 1969.Reedición (1981)

  • Mientras, Javalambre, Zaragoza, 1970.

  • País (1955-1970), Plaza y Janés, Barcelona, 1971. Prólogo de José Luis Cano.

  • Verso y prosa, Cátedra, Madrid, 1974 (edición del autor).

  • Todos mis sonetos, Turner, Madrid, 1977. Prólogo de Sabina de la Cruz.

  • Poesía con nombres, Alianza, Madrid, 1977.

  • Expresión y reunión (A modo de antología), Alianza, Madrid, 1981.

  • Verso y prosa, epílogo de Sabina de la Cruz, Cátedra, madrid, 1984.

  • Blas de Otero para niños, Ediciones de la Torre, 1985. Edición de Concha Zardoya, ilustraciones de Marina Seoane.

  • Poemas de amor, Lumen, Barcelona, 1987. Edición de Carlos Sahagún.

  • Poesía escogida, Vicens Vives, barcelona, 1995. Edición de Sabina de la Cruz y Lucía Montejo.

  • Mediobiografía (Selección de poemas biográficos), Calambur, Madrid, 1997. Edición de Sabina de la Cruz y Mario Hernández.

  • Poemas vascos, Fundación Blas de Otero y Ayuntamiento de Bilbao, Bilbao, 2002. Selección y prólogo de Sabina de la Cruz.

  • Antología poética. Expresión y reunión, Alianza, Madrid, 2007. Introducción de Sabina de la Cruz.

  • Antología poetica, Castalia, Madrid, 2007. Edición de Pablo Jauralde Pou.

Inéditos

  • Poesía e historia.

  • Nuevas historias fingidas y verdaderas.

Obra completa

  • Blas de Otero. Obra completa (1935-1977). Edición de Sabina de la Cruz con la colaboración de Mario Hernández. Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2013. 1274 p. ISBN: 9-788481-099553.

 Blas-de-otero-03

PARANINFO. ACADEMIA DE ESPAÑOL EN MADRID.

CALLE PRINCESA, 70 1º.

TELÉFONO: 91 543 31 39

ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID 

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

MIGUEL DE UNAMUNO. TRES POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS. OBRAS Y BIOGRAFIA. POESIA ESPAÑOLA.

MIGUEL DE UNAMUNO. TRES POEMAS ESCOGIDOS.

Miguel_de_Unamuno_01

Este mes hemos elegido a un escritor español de la generación del 98: Miguel de Unamuno.

Hemos seleccionado tres de sus poemas: ¡Dime qué dices, mar!, Castilla y Al amor de la lumbre.

 

¡Dime qué dices, mar!

¡Dime qué dices, mar, qué dices, dime!
Pero no me lo digas; tus cantares
son, con el coro de tus varios mares,
una voz sola que cantando gime.

Ese mero gemido nos redime
de la letra fatal, y sus pesares,
bajo el oleaje de nuestros azares,
el secreto secreto nos oprime.

La sinrazón de nuestra suerte abona,
calla la culpa y danos el castigo;
la vida al que nació no le perdona;

de esta enorme injusticia sé testigo,
que así mi canto con tu canto entona,
y no me digas lo que no te digo.

Castilla

Tú me levantas, tierra de Castilla,
en la rugosa palma de tu mano,
al cielo que te enciende y te refresca,
al cielo, tu amo,

Tierra nervuda, enjuta, despejada,
madre de corazones y de brazos,
toma el presente en ti viejos colores
del noble antaño.

Con la pradera cóncava del cielo
lindan en torno tus desnudos campos,
tiene en ti cuna el sol y en ti sepulcro
y en ti santuario.

Es todo cima tu extensión redonda
y en ti me siento al cielo levantado,
aire de cumbre es el que se respira
aquí, en tus páramos.

¡Ara gigante, tierra castellana,
a ese tu aire soltaré mis cantos,
si te son dignos bajarán al mundo
desde lo alto!

Al amor de la lumbre

Al amor de la lumbre cuya llama
como una cresta de la mar ondea.
Se oye fuera la lluvia que gotea
sobre los chopos. Previsora el ama

supo ordenar se me temple la cama
con sahumerio. En tanto la Odisea
montes y valles de mi pecho orea
de sus ficciones con la rica trama

preparándome el sueño. Del castaño
que más de cien generaciones de hoja
criara y vio morir, cabe el escaño

abrasándose el tronco con su roja
brasa me reconforta. ¡Dulce engaño
la ballesta de mi inquietud afloja!

Miguel_de_Unamuno_02

Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno y Jugo nació en Bilbao, el 29 de septiembre de 1864  y murió en Salamanca, el 31 de diciembre de 1936.

Fue un escritor y filósofo español perteneciente a la famosa y renombrada generación del 98.

En su obra cultivó gran variedad de géneros literarios como novela, ensayo, teatro y poesía. Fue, también, diputado del Congreso de los Diputados de 1931 a 1933 por la circunscripción de Salamanca.

Fue nombrado rector de la Universidad de Salamanca tres veces; la primera vez en 1900 y la última, de 1931 hasta su destitución, el 22 de octubre de 1936, por orden de Franco.

 Miguel_de_Unamuno_03

Obra

Narrativa

La obra narrativa de Miguel de Unamuno, en orden cronológico, es la siguiente:

  • Desde 1886 escribió un total de 87 cuentos y relatos cortos. 

  • Paz en la guerra (1895), obra en la cual utiliza el contexto de la tercera guerra carlista.

  • Amor y pedagogía (1902).

  • Recuerdos de niñez y mocedad (1908) es una obra autobiográfica.

  • El espejo de la muerte (1913), libro de cuentos;

  • Niebla (1914), obra clave de Unamuno.

  • En 1917 escribe Abel Sánchez.

  • Tulio Montalbán (1920).

  • También en 1920 se publican tres novelas cortas con un prólogo de gran importancia: Tres novelas ejemplares y un prólogo;

  • La última narración extensa es La tía Tula (1921).

  • Teresa (1924).

  • Cómo se hace una novela (1927) es la autopsia de la novela unamuniana;

  • San Manuel Bueno, mártir (1930).

  • Don Sandalio, jugador de ajedrez (1930)

Miguel_de_Unamuno_04

Novela

En la época literaria que rodeaba al autor por entonces, se exigían unos rígidos patrones de procedimiento a la hora de escribir y publicar una novela: una temática particular, líneas de tiempo y acción específicas, convencionalismos sociales… una especie de guion no escrito pero aceptado por todos.

Su solución fue inventar un nuevo género literario, al que bautizó como «nivola», y de esta forma, no podría obtener crítica ninguna en lo referente a reglas de estética o composición, porque sólo debería atender a las reglas que él mismo hubiese diseñado para su nuevo género.

Miguel_de_Unamuno_05

Filosofía

La filosofía de Unamuno no fue una filosofía sistemática, sino una negación de cualquier sistema y una afirmación de fe «en sí misma». Se formó intelectualmente bajo el racionalismo y el positivismo.

La influencia de algunos filósofos como Adolf von Harnack provocó el rechazo de Unamuno por el racionalismo.

Para él la muerte es algo definitivo, la vida acaba. Sin embargo, pensaba que la creencia de que nuestra mente sobrevive a la muerte es necesaria para poder vivir. Desde luego, se necesita creer en un Dios, tener fe, lo cual no es racional; así siempre hay conflicto interior entre la necesidad de la fe y la razón que niega tal fe. Es considerado uno de los predecesores de la escuela existencialista que.

Miguel_de_Unamuno_06

Poesía

Para Unamuno el arte era un medio de expresar las inquietudes del espíritu. Por ello, en la poesía y en la novela trata los mismos temas que había desarrollado en los ensayos: su angustia espiritual y el dolor que provoca el silencio de Dios, el tiempo y la muerte.

Siempre se sintió atraído por los metros tradicionales y, si bien en sus primeras composiciones procura eliminar la rima, más tarde recurre a ella. Entre sus obras poéticas destacan: Poesías (1907), Rosario de sonetos líricos (1911), El Cristo de Velázquez (1920), Andanzas y visiones españolas (1922), Rimas de dentro (1923), Teresa. Rimas de un poeta desconocido (1924), De Fuerteventura a París (1925), Romancero del destierro (1928) y Cancionero (1953).

Tosco y prosista, nunca se le ha reconocido por versos armoniosos y trabajados, sino por estrofas breves, castellanas y muy personales: en palabras de Ramón Irigoyen, prologuista de Niebla en la edición de El Mundo, Unamuno siempre fue un «eyaculador precoz del verso», haciendo referencia a su escaso detenimiento en la revisión de sus poemas conclusos, en comparación con otros poetas de la época tales como Machado o Juan Ramón Jiménez.

Miguel_de_Unamuno_07

Teatro

La obra dramática de Unamuno presenta su línea filosófica habitual; de ahí que obtuviera un éxito más bien escaso. 

Obras teatrales:

  • La esfinge (1898)

  • La venda (1899)

  • La princesa doña Lambra (1909)

  • La difunta (1909)

  • El pasado que vuelve (1910)

  • Fedra (1910)

  • Soledad (1921)

  • Raquel encadenada (1921)

  • Sombras de sueño (1926)

  • El otro (1926)

  • El hermano Juan o el mundo es teatro (1929)

  • Razón y fe

 Miguel_de_Unamuno_08

PARANINFO. ACADEMIA DE ESPAÑOL EN MADRID.

CALLE PRINCESA, 70 1º.

TELÉFONO: 91 543 31 39

ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

LOPE DE VEGA. LA NIÑA A QUIEN DIJO EL ÁNGEL. POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS Y BIOGRAFIA. POESIA ESPAÑOLA.

LOPE DE VEGA. LA NIÑA A QUIEN DIJO EL ÁNGEL.

Lope-de-Vega-01

Esta semana, como inicio del año 2014, seleccionamos a uno de los poetas y dramaturgos más importantes y brillantes del llamado Siglo de Oro español: Lope de Vega.

Su poema La niña a quien dijo el Ángel es un poema dedicado al nacimiento del niño Jesús.

Lope de Vega es uno de los grandes autores de la literatura española de todos los tiempos, adjuntamos un pdf ilustrado con imágenes con su biografía.

La Niña a quien dijo el Ángel.

La Niña a quien dijo el Ángel
que estaba de gracia llena,
cuando de ser de Dios madre
le trujo tan altas nuevas,

ya le mira en un pesebre,
llorando lágrimas tiernas,
que obligándose a ser hombre,
también se obliga a sus penas.

¿Qué tenéis, dulce Jesús?,
le dice la Niña bella;
¿tan presto sentís mis ojos
el dolor de mi pobreza?

Yo no tengo otros palacios
en que recibiros pueda,
sino mis brazos y pechos,
que os regalan y sustentan.

No puedo más, amor mío,
porque si yo más pudiera,
vos sabéis que vuestros cielos
envidiaran mi riqueza.

El niño recién nacido
no mueve la pura lengua,
aunque es la sabiduría
de su eterno Padre inmensa.

Mas revelándole al alma
de la Virgen la respuesta,
cubrió de sueño en sus brazos
blandamente sus estrellas.

Ella entonces desatando
la voz regalada y tierna,
así tuvo a su armonía
la de los cielos suspensa.

Pues andáis en las palmas,
Ángeles santos,
que se duerme mi niño,
tened los ramos.
Palmas de Belén
que mueven airados
los furiosos vientos
que suenan tanto.
No le hagáis ruido,
corred más paso,
que se duerme mi niño,
tened los ramos.

El niño divino,
que está cansado
de llorar en la tierra
por su descanso,
sosegar quiere un poco
del tierno llanto,
que se duerme mi niño,
tened los ramos.
Rigurosos yelos
le están cercando,
ya veis que no tengo
con qué guardarlo.

Ángeles divinos
que vais volando,
que se duerme mi niño,
tened los ramos.

Lope-de-Vega-03

Descargar aquí la BIOGRAFÍA DE LOPE DE VEGA en pdf

PARANINFO. ACADEMIA DE ESPAÑOL EN MADRID.

CALLE PRINCESA, 70 1º.

TELÉFONO: 91 543 31 39

ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

JOSE HIERRO. ALEGRIA. ARMONIA. POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS Y CITAS. POESIA ESPAÑOLA.

JOSE HIERRO. ALEGRIA. ARMONIA. DOS POEMAS ESCOGIDOS.

jose_hierro-05

Este mes hemos escogido dos poemas: alegría y armonía. Del autor José Hierro, un poeta del siglo XX, muy aclamado y muy premiado.

Armonía

Quise tocar el gozo primitivo,
batir mis alas, trasponer la linde
y volver, al origen, desde el fin de
mi juventud, para sentirme vivo.

Quise reverdecer el viejo olivo
de la paz, pero el alma se me rinde.
¿Quién es sin su dolor? ¿Quién que no brinde,
sin pena, su ayer libre a su hoy cautivo?

Y ¿quién se adueñará de la armonía
universal, si rompe, nota a nota,
grano a grano, el racimo, los acordes?

¿Quién se olvida que es cuna y tumba, día
y noche, honda raíz y flor que brota,
luz, sombra, vida y muerte hasta los bordes?

 

Alegría

Llegué por el dolor a la alegría.
Supe por el dolor que el alma existe.
Por el dolor, allá en mi reino triste,
un misterioso sol amanecía.

Era alegría la mañana fría
y el viento loco y cálido que embiste.
( Alma que verdes primaveras viste
maravillosamente se rompía. )

Así la siento más. Al cielo apunto
y me responde cuando le pregunto
con dolor tras dolor para mi herida.

Y mientras se ilumina mi cabeza
ruego por el que he sido en la tristeza
a las divinidades de la vida.

jose_hierro-01

José Hierro

José Hierro Real nació en Madrid, el 3 de abril de 1922.

Murió también en Madrid, el 21 de diciembre de 2002.

Es conocido como José Hierro o también Pepe Hierro, y fue un poetaespañol. Pertenece a la denominada primera generación de la posguerra dentro de la llamada poesía desarraigada o existencial (escribió para las revistas Espadaña y Garcilaso).

En sus primeros libros, José Hierro optó por seguir la obra de Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Pedro Salinas, Gerardo Diego e, incluso, Rubén Darío. Dejó de lado las modas y las tendencias de su época.

jose_hierro-02

Más tarde, cuando la poesía social estaba de moda en España, hizo poesía con numerosos elementos experimentales (collage lingüístico, monólogo dramático, culturalismo…).

Tenía la superstición de no poder escribir nunca en su propia casa; frecuentaba la cafetería de Avenida Ciudad de Barcelona, en Madrid; en ella y en otros cafés escribió toda su obra.

Era un trabajador lento, minucioso y concienzudo: algunas de sus poesías vieron la luz después de años de maduración.

jose_hierro-03

Fue Premio Adonáis en 1947, Premio Nacional de Poesía (1953 y 1999), Premio de la Crítica (1958 y 1965), Premio de la Fundación Juan March (1959), Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1981, Premio Fundación Pablo Iglesias en 1986, Premio Nacional de las Letras Españolas en 1990, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1995, Premio Cervantes y de nuevo el Premio de la Crítica en 1998,     Premio Europeo de Literatura Aristeión, Premio Francisco de Quevedo y el Premio Ojo Crítico Especial por la belleza de su obra en 1999.

Es Hijo Adoptivo de Cantabria en 1982. En 2002 el Ayuntamiento de Madrid le concedió la Medalla de Oro de la ciudad. El 25 de abril de 2008 la ciudad de Santander le rindió homenaje colocando un busto del poeta en el Paseo Marítimo, junto a Puertochico, inspirado en los versos de uno de sus poemas sobre la bahía: “Si muero, que me pongan desnudo, desnudo junto al mar. Serán las aguas grises mi escudo y no habrá que luchar”.

POESIA-JOSE-HIERRO

Obra

Poesía

  • Alegría (1947)

  • Tierra sin nosotros (1947)

  • Con las piedras, con el viento (1950)

  • Quinta del 42 (1952)

  • Estatuas yacentes (1955)

  • Cuanto sé de mí (1957)

  • Libro de las alucinaciones (1964)

  • Agenda (1991)

  • Prehistoria literaria (1991)

  • Cuaderno de Nueva York (1998)

  • Guardados en la sombra (2002)

Antologías poéticas

  • Antología (1953)

  • Poesías completas. 1944-1962 (1962)

  • Cuanto sé de mí (1974). Poesías completas.

  • Cabotaje (1989)

  • Emblemas neurorradiológicos (1995)

  • Sonetos (1999)

  • José Hierro. Poesías completas (1947-2002) (2009)

  • Hierro ilustrado (2012). Antología poética y gráfica.

Otros

  • Problemas del análisis del lenguaje moral (1970), ensayo.

  • Reflexiones sobre mi poesía (1984), ensayo.

  • Quince días de vacaciones (1984), prosa.

  • Cuentos reunidos (2012), prosa.

jose_hierro-04

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139.

ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

DUQUE DE RIVAS. SONETOS. POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS Y CITAS. POESIA ESPAÑOLA.

DUQUE DE RIVAS. SONETOS.

Duque-de-Rivas-01

Este mes hemos escogido un autor representativo del Romanticismo Español: El Duque de Rivas.

Sonetos es una muestra de su poesía.

Duque de Rivas. SONETOS

1

Mísero leño

Mísero leño, destrozado y roto,
que en la arenosa playa escarmentado
yaces del marinero abandonado,
despojo vil del ábrego y del noto.

¡Cuánto mejor estabas en el soto,
de aves y ramas y verdor poblado,
antes que, envanecido y deslumbrado,
fueras del mundo al término remoto!

Perdiste la pomposa lozanía,
la dulce paz de la floresta umbrosa,
donde burlabas los sonoros vientos.

¿Qué tu orgulloso afán se prometía?
¿También burlarlos en la mar furiosa?
He aquí el fruto de altivos pensamientos.

2

Ojos divinos

Ojos divinos, luz del alma mía,
por la primera vez os vi enojados;
¡y antes viera los cielos desplomados,
o abierta ante mis pies la tierra fría!

Tener, ¡ay!, compasión de la agonía
en que están mis sentidos sepultados,
al veros centellantes e indignados
mirarme, ardiendo con fiereza impía.

¡Ay!, perdonad si os agravié; perderos
temí tal vez, y con mi ruego y llanto
más que obligaros conseguí ofenderos;

tened, tened piedad de mi quebranto,
que si tornáis a fulminarme fieros
me hundiréis en los reinos del espanto.

3

Receta segura

Estudia poco o nada, y la carrera
acaba de abogado en estudiante,
vete, imberbe, a Madrid, y, petulante,
charla sin dique, estafa sin barrera.

Escribe en un periódico cualquiera;
de opiniones extremas sé el Atlante
y ensaya tu elocuencia relevante
en el café o en junta patriotera.

Primero concejal, y diputado
procura luego ser, que se consigue
tocando con destreza un buen registro;

no tengas fe ninguna, y ponte al lado
que esperanza mejor de éxito abrigue,
y pronto te verás primer ministro.

4

Un buen consejo

Con voz aguardentosa parla y grita
contra todo Gobierno, sea el que fuere.
Llama a todo acreedor que te pidiere,
servil, carlino, feota, jesuíta.

De un diputado furibundo imita
la frase y ademán. Y si se urdiere
algún motín, al punto en él te injiere,
y a incendiar y matar la turba incita.

Lleva bigote luengo, sucio y cano;
un sablecillo, una levita rota,
bien de realista, bien de miliciano.

De nada razonable entiendas jota,
vivas da ronco al pueblo soberano
y serás eminente patriota.

Duque-de-Rivas-02

Duque de Rivas

Ángel María de Saavedra y Ramírez de Baquedano, fue el III duque de Rivas, grande de España, más conocido por su título nobiliario de duque de Rivas

Nació en Córdoba el 10 de marzo de 1791

Murió en Madrid el22 de junio de 1865.

Fue un escritor, dramaturgo, poeta, pintor y político español, conocido por su famoso drama romántico Don Álvaro o la fuerza del sino (1835).

Duque-de-Rivas-04

Fue presidente del gobierno español (Consejo de Ministros entonces) en 1854, durante sólo dos días.

En la literatura, Rivas fue protagonista del romanticismo español.

Duque-de-Rivas-05

Como poeta, su obra más conocida es Romances históricos (1841), adaptaciones de leyendas populares en forma del romance, pero además escribió en poesía obras como Poesías (1814), El desterrado, El sueño del proscrito, A las estrellas y Canto al Faro de Malta. En prosa escribió Sublevación de Nápoles, capitaneada por Masaniello e Historia del Reino de las Dos Sicilias. En ensayo destacó en Los españoles pintados por sí mismos. Escribió romances al estilo de leyendas con brillantes descripciones y hábil fantasía histórica como La azucena milagrosa (1847), Maldonado (1852) y El aniversario (1854). Además realizó varios cuadros de costumbres.

Duque-de-Rivas-07

Obras

Poesías

  • Poesías (1814)
  • Al faro de Malta (1824)
  • La niña descoloría
  • Con once heridas mortales
  • Letrilla
  • El moro expósito (1834)

Sonetos

  • A Lucianela
  • A Dido abandonada
  • Cual suele en la floresta deliciosa
  • El álamo derribado
  • Mísero leño
  • Ojos divinos
  • Receta segura
  • Un buen consejo

Teatro

  • Aliatar (1816)
  • Lanuza (1822)
  • Florinda (1826)
  • Arias Gonzalo (1827)
  • El desterrado
  • Viaje al Vesubio
  • Los Hércules
  • El parador de Bailén
  • El hospedador de provincia
  • El duque de Aquitania
  • El faro de Malta (1828)
  • Don Álvaro o la fuerza del sino (1835)
  • Tanto vales cuanto tienes (1840)
  • La morisca de Alajuar (1841)
  • El desengaño en un sueño (1842)
  • La azucena milagrosa (1847)
  • El crisol de la lealtad

Duque-de-Rivas-08

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139.

 ESCUELA DE ESPAÑOL EN MADRID

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

PIO BAROJA. PRÓLOGO UN POCO FANTÁSTICO. POEMAS ESCOGIDOS. OBRAS Y CITAS. POESIA ESPAÑOLA.

PIO BAROJA. PRÓLOGO UN POCO FANTÁSTICO.

Pio-Baroja-01

Este mes hemos escogido un poema del excelente escritor de la generación del 98 Pío Baroja.

Prólogo un poco fantástico es uno de los poemas que escribió.

Prólogo un poco fantástico de Pio Baroja.

 

Locura, humor, fantasía,

ideas crepusculares,

versos tristes y vulgares,

eterna melancolía,

angustias de hipocondria,

soledad de la vejez,

alardes de insensatez,

arlequinada, zozobra,

rapsodias en donde sobra

y falta mucho a la vez.

 

Viviendo en tiempo brutal,

sin gracia y sin esplendor,

no supe darles mejor

contextura espiritual.

Es un pobre Carnaval

de traza un tanto harapienta,

que se alegra y se impacienta

con murmurar y gruñir,

con el llorar y reír

de su musa turbulenta.

Y como no hay más recurso

que escuchar a esta barroca

furia, que siga su curso

y que lance su discurso

la amargura de su boca.

Pio-Baroja-02

Pío Baroja y Nessi nació en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872 y murió en Madrid el 30 de octubre de 1956.

Fue un escritor español de la llamada Generación del 98.

Además de escritor fue médico.

Fue hermano del pintor y escritor Ricardo Baroja, de la escritora Carmen Baroja y tío del antropólogo Julio Caro Baroja y del director de cine y guionista Pío Caro Baroja.

Pio-Baroja-03

Obra:

Baroja dedicó su carrera con más importancia al  género narrativo, pero también dedicó su tiempo con frecuencia al ensayo y algo menos al teatro, la lírica (Canciones del suburbio) y la biografía.

Baroja agrupó sus novelas en ocho trilogías y dos tetralogías, de una forma personal y no fácil de entender:

  • Tierra vasca agrupa La casa de Aizgorri (1900), El mayorazgo de Labraz (1903), Zalacaín el aventurero (1909) y La leyenda de Jaun de Alzate (1922).

  • La lucha por la vida integra La busca (1904), Mala hierba (1904) y Aurora roja (1904).

  • La raza está formada por El árbol de la ciencia (1911), La dama errante (1908) y La ciudad de la niebla (1909).

  • El pasado: La feria de los discretos (1905), Los últimos románticos (1906) y Las tragedias grotescas (1907).

  • La vida fantástica: Aventuras, inventos y mixtificaciones de Silvestre Paradox (1901), Camino de perfección (pasión mística) (1901) y Paradox rey (1906).

  • Las ciudades: César o nada (1910); El mundo es ansí (1912); La sensualidad pervertida: ensayos amorosos de un hombre ingenuo en una época de decadencia (1920).

  • El mar: Las inquietudes de ShantiAndía (1911); El laberinto de las sirenas (1923); Los pilotos de altura (1931); La estrella del capitán Chimista (1930).

  • Agonías de nuestro tiempo: El gran torbellino del mundo (1926); Las veleidades de la fortuna (1927); Los amores tardíos (1942).

  • La selva oscura: La familia de Errotacho (1932); El cabo de las tormentas (1932); Los visionarios (1932).

  • La juventud perdida: Las noches del Buen Retiro (1934); Locuras de carnaval (1937); El cura de Monleón (1936).

Pio-Baroja-04

A las novelas de la última etapa de la vida del escritor se las suele llamar «novelas sueltas» porque no terminaron de formar trilogía. En sus últimos años intentó escribir una nueva trilogía sobre la Guerra Civil, pero la censura franquista impidió la publicación; sin embargo, con la llegada de la democracia, han empezado a imprimirse algunas de ellas; la primera ha sido Miserias de la guerra, y se anuncia la publicación de la siguiente, A la desbandada.

Pio-Baroja-05

Baroja publicó también cuentos, como los que recogió en Vidas sombrías (1900) e Idilios vascos (1902); libros autobiográficos y de memorias.  Además redactó biografías como Juan Van Halen, el oficial aventurero (1933) o Aviraneta o la vida de un conspirador (1931); ensayos, como El tablado de Arlequín (1904), La caverna del humorismo (1919), Momentumcatastrophicum, Divagaciones apasionadas (1924), Las horas solitarias, Intermedios. Vitrina pintoresca (1935), Rapsodias. Pequeños ensayos, El diablo a bajo precio, Ciudades de Italia, La obra de Pello Yarza y otras cosas, Artículos periodísticos y algunas obras dramáticas: Nocturnos del hermano Beltrán, Todo acaba bien… a veces, Arlequín, mancebo de botica, Chinchín, comediante y El horroroso crimen de Peñaranda del Campo.

Pio-Baroja-06

La mayor parte de los personajes de Baroja son seres inadaptados, que se oponen al ambiente y a la sociedad en la que viven, aunque impotentes, incapaces de demostrar energía suficiente para llevar lejos su lucha, acaban frustrados, vencidos y destruidos, en ocasiones físicamente, en muchas otras moralmente, y, en consecuencia, condenados a someterse al sistema que han rechazado.

A menudo se ha reprochado a Baroja su descuido en la forma de escribir. Se caracterizada por:

  • Empleo del período corto.

  • Sencillez y economía expresiva: «El escritor que con menos palabras da una sensación de que es mejor».

  • Impresionismo descriptivo: selección de rasgos significativos más que reproducción fotográfica al detalle característica de los minuciosos y documentados narradores del Realismo.

  • Tono agrio, selección de un léxico que degrada la realidad a tono con la actitud pesimista del autor.

  • Breves ensayos e intensos intermedios líricos.

  • Tempo narrativo rápido, cronotopo dilatado.

  • Diálogos respetuosos con la oralidad y la naturalidad.

  • Deseo de exactitud y precisión, rasgos estilísticos que confieren la amenidad, el dinamismo y la sensación de naturalidad y vida que el escritor pretendía para sus novelas.

Pio-Baroja-07

Cabe destacar también su colaboración con el cine en las dos adaptaciones de su novela Zalacaín el aventurero.

Citas

  • «A una colectividad se le engaña siempre mejor que a un hombre.»

  • «El árbol de la ciencia no es el árbol de la vida.»

  • «[El carlista] es un animal de cresta colorada que habita el monte y de vez en cuando baja al llano al grito de ¡rediós! atacando al hombre.»

    • Miserias de la Guerra
  • «El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando.»

  • «El contagio de los prejuicios hace creer muchas veces en la dificultad de las cosas que no tienen nada de difíciles.»

  • «El judío cree que está destinada para él la soberanía de los pueblos. Tiene una gran idea de su superioridad, un profundo desprecio por los demás y es hombre de pocos escrúpulos.»

    • Comunistas, judíos y demás ralea
  • «Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semiverdad o en la mentira, muchos.»

  • «Europa acaba en los Pirineos.»

Pio-Baroja-08

  • «Hay muchos síntomas para pensar que España no ha sabido encontrar una fórmula buena para su vida. La República federal de 1873 fue un tremendo fracaso. La monarquía de Alfonso XIII fue mediocre y se estaba desmoronando de tal forma que tuvo, al fin, que recurrir a la dictadura, que tampoco le sirvió más que para deshacerse por completo. La República unitaria y semisocialista actual ha sido otro fracaso.»

  • «Hay que reírse cuando dicen que la ciencia fracasa. Tontería: Lo que fracasa es la mentira; la ciencia marcha adelante.»

    • El árbol de la ciencia
  • «Que el parlamentarismo no es fecundo. Es imposible. El parlamentarismo es una hoguera que lo consume todo a su lado; la dictadura puede ser la salvación.»

    • Miserias de la Guerra
  • «La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público.»

  • «La literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no.»

  • «La revolución es buena para los histriones. Sirven todos los gritos, todas las necedades tienen valor, todos los pedantes alcanzan un pedestal.»

Pio-Baroja-09

  • «La crueldad, como la estupidez, cuanto más adornadas son más detestables.»

    • Fuente: El Mundo, 09–02–2000
  • «Mi ideal es ya fundar la República del Bidasoa con este lema: “Sin moscas, sin frailes y sin carabineros. Un pueblo sin moscas quiere decir que es un pueblo limpio: un pueblo sin frailes revela que tiene buen sentido, y un pueblo sin carabineros indica que su estado no tiene fuerza; cosas todas que me parecen excelentes”.»

  • «No ha salido en España un hombre que valga la pena. ¡Qué vulgaridad, qué pobreza! El territorio nacional se divide en dos campos enemigos irreconciliables, sin que sirvan para aplacarlos y llevarlos a un ambiente de tolerancia las voces de algunas personas sensatas.»

    • Miserias de la Guerra
  • «Para mí un político es un retórico a quien no hay que tener en cuenta y el Gobierno que no haga nada es el mejor.»

  • «Solo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez

  • «Una novela larga será siempre una sucesión de novelas cortas.»

    • Divagaciones de autocrítica
  • «Hemos llegado a querernos de verdad —decía Andrés—, porque no teníamos interés en mentir.»

    • Andrés Hurtado, en El árbol de la ciencia (1911).

 Pio-Baroja-10

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139.

 Escuela de español. Cursos de Español en Madrid.

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

Mariano José de Larra. Por qué, mariposilla. POEMAS ESCOGIDOS. POESIA ESPAÑOLA.

Por qué, mariposilla  de Mariano José de Larra.

MARIANO-JOSE-LARRA-01

Por qué, mariposilla.

¿Por qué, mariposilla,  

volando de hoja en hoja,  

haciendo vas alarde  

ya de inconstante y loca?  

 

¿Por qué, me di, no imitas   

la abeja que industriosa  

el jugo de las flores  

constante en una goza?  

 

Advierte que no vaga  

del alelí a la rosa, 

que una entre miles busca   

y una fragante sola.  

 

Y cuando ya la elige  

hasta exprimirla toda,  

jamás voluble pasa    

sin disfrutarla a otra.  

 

¿No ves también que el pecho  

de ella liciones toma?  

que así jamás libada  

deje de amor la copa. 

 

Si en tus cambiantes raros  

el sol que te colora  

deslumbra nuestros ojos  

con tintas mil vistosas;  

 

¿Por qué, avecilla leve, 

rehúsas voladora  

sola, una flor y un cáliz  

cubrir de orgullo y gloria?  

 

Para el batir tus alas,  

para en las blancas pomas, 

y en el turgente seno  

de la que el pecho adora.  

 

Allí una florecilla  

dulce fragancia hermosa  

al seno de mi Fili 

con ambición le roba.  

 

Vuela, mariposilla,  

que si una vez tan sola  

en sus matices quieta  

de sus delicias gozas. 

 

No ya más inconstante  

has de querer traidora  

volver a la floresta  

a revolar entre otras.  

 

Vuela, avecilla, vuela, 

recoge sus aromas,  

y tórnate a mí luego  

y dame cuanto cojas.

Llamas, Fabio, a tu papel

Llamas, Fabio, a tu papel

con petulancia ”sagrado”,

por eso se alberga en él,

Fabio mío, tanto malo.

Si has de poner por justicia

a cuantos te llaman necio,

no nos pongas uno a uno,

pon, Fabio, al público entero.

Al esposo de doña Mariquita Zavala

No más llorar, Miguel; que la esperanza

torna el busto del dueño malogrado.

Si bien la semejanza,

por no afligirte el alma conmovida,

del artista el cincel disimulado

dentro en la piedra la dejó escondida.

Con motivo de hallarse encinta nuestra muy amada reina Doña Cristina de Borbón

Bastante tiempo, oh Rey, la refulgente

Antorcha de Himeneo ardiste en vano,

Y un sucesor al Trono inútilmente

Esperó de tres Reinas el Hispano.

Sí: salud a Cristina que esplendente

Vino a partir tu solio soberano;

Que ella es, Fernando, la que al Trono Ibero

Dos veces le asegura un heredero.

Las miserias del hombre

Las miserias del hombre

canta Talidio;

y yo al oírle, todas

ya las olvido.

Porque es entre ellas

el escuchar su canto

mayor miseria.

MARIANO-JOSE-LARRA-02

Mariano José de Larra:

Mariano José de Larra y Sánchez de Castro nació en Madrid el 24 de marzo de 1809.

Falleción también en Madrid, el 13 de febrero de 1837.

Fue un escritor, periodista y político español y uno de los más importantes exponentes del Romanticismo español.

Se le considera, junto con Espronceda, Bécquer y Rosalía de Castro, el nivel más alto del Romanticismo literario español.

Ejerció el periodismo, también la crítica satírica y literaria.

Gran parte de su obra literaria es costumbrista.

Escribió en prensa más de doscientos artículos a lo largo de tan sólo ocho años.

Impulsa así el desarrollo del género del ensayo.

Escribió bajo los seudónimos de Fígaro, Duende, Bachiller y El Pobrecito Hablador.

MARIANO-JOSE-LARRA-03

 

Larra se suicidó muy joven: a los 27 años de edad.

José Zorrilla leyó en su entierro una elegía con la que se da a conocer.

En 1908 algunos de los representantes de la generación del 98: Azorín, Unamuno y Baroja; llevaron una corona de flores a su tumba, homenaje que significa su redescubrimiento y la identificación del grupo con el pensamiento de Larra y su preocupación por España.

Obras:

  • Obras Completas de D. Mariano José de Larra, Montaner y Simón, Barcelona, obra principal. (1886)

  • Macías: Drama histórico que muestra el amor contrariado por el destino, que lleva a la muerte.

  • El doncel de don Enrique el Doliente: Novela histórica ambientada en la Edad Media, según la costumbre romántica. En ella Larra retoma el tema de su drama Macías.

MARIANO-JOSE-LARRA-04

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139.

Escuela de español. Cursos de Español en Madrid.

3 comentarios

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

PALABRAS PARA JULIA. JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO.

PALABRAS PARA JULIA. JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO-01

Palabras para Julia es un poema del escritor español José Agustín Goytisolo, hermano de los también escritores Juan y Luis Goytisolo.

Lo escribió para su hija Julia, a la que había llamado igual que su madre fallecida. 

Fue publicado en la obra Palabras para Julia en 1979 y pertenece a la Generación del 50

PALABRAS PARA JULIA. DE JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO.

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO-02

José Agustín Goytisolo Gay  nació en Barcelona, el 13 de abril de 1928 y murió también en Barcelona, el 19 de marzo de 1999).

Hermano mayor de los también escritores Juan Goytisolo (n. 1931) y Luis Goytisolo (n. 1935), perteneció a la llamada Generación de los 50 junto a escritores como Ángel González, José Manuel Caballero Bonald, José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma, Alfonso Costafreda o Carlos Barral ente otros, que tienen en común el compromiso moral o político y una renovada atención al lenguaje y la lírica.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO-03

Su familia se vio sumida en la tragedia por la muerte de su madre Julia Gay víctima de un bombardeo en 1938, durante la guerra civil.

José Agustín puso a su hija el nombre de la madre perdida.

En su poema «Palabras para Julia», uno de sus más célebres poemas (musicado y cantado por Paco Ibáñez, Rosa León y Los Suaves, entre muchos otros) une voluntariamente, en amor y deseo, a las dos mujeres.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO-04

Obras

  • El retorno 1955

  • Salmos al viento 1956

  • Claridad 1959

  • Años decisivos 1961

  • Algo sucede 1968

  • Bajo tolerancia 1973

  • Taller de Arquitectura 1976

  • Del tiempo y del olvido 1977

  • Palabras para Julia 1979

  • Los pasos del cazador 1980

  • A veces gran amor 1981

  • Sobre las circunstancias 1983

  • Final de un adiós 1984

  • La noche le es propicia 1992

  • El ángel verde y otros poemas encontrados 1993

  • Elegías a Julia Gay 1993

  • Como los trenes de la noche 1994

  • Cuadernos de El Escorial 1995

Antologías

  • Poetas catalanes contemporáneos 1968

  • Poesía cubana de la Revolución 1970

  • Antología de José Lezama Lima

  • Antología de Jorge Luis Borges

  • Los poemas son mi orgullo, antología poética. Edición de Carme Riera

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO-05

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139. 

http://www.paraninfo.com

Escuela de español. Cursos de Español en Madrid.

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

RECUERDOS. GASPAR NÚÑEZ DE ARCE. POEMAS ESCOGIDOS. POESIA ESPAÑOLA. BIOGRAFÍA Y OBRAS DE GASPAR NÚÑEZ DE ARCE.

RECUERDOS. GASPAR NÚÑEZ DE ARCE.

Gaspar-Nuñez-de-Arce-01

RECUERDOS

I
¡Tantas esperanzas muertas
y tantos recuerdos vivos!…
en el corazón humano
jamás se forma el vacío.
Nace una ilusión y muere;
pero su cadáver mismo
queda insepulto en el alma
y siempre en la mente fijo.
¡Ay! por eso yo que os llevo
ha tantos años conmigo,
esperanzas engañosas
que me halagásteis de niño;
hoy que bajo el grave peso
de vuestro cadáver gimo,
¡infeliz de mí! quisiera
que nunca hubiérais nacido.

II
¿Te acuerdas? Al pie de un árbol,
en el jardín de tu casa,
el dulce y maduro fruto
ibas cogiendo en la falda.
Turbando nuestra alegría
crujió de pronto la rama,
diste un grito, y desplomado
caí sin voz a tus plantas.
No vi más; pero entre sueños
me pareció que escuchaba
desconsolados gemidos,
tiernas y amantes palabras.
Y cuando volví a la vida,
en una sola mirada
se besaron nuestros ojos
y se unieron nuestras almas.

III
¿Te acuerdas? Seis años hace
cuando por la vez primera
eterno amor nos juramos
y fidelidad eterna.
¡Cuán venturosas corrieron
las horas! ¡ay! ¡y cuán prestas!
un deseo, una esperanza
fue nuestra dulce existencia.
Turbóse un día el encanto
de aquella pasión inmensa,
y el viento de la fortuna
llevome a lejanas tierras.
Colgándote de mi cuello,
en llanto amargo deshecha,
vuelve, -me dijiste- vuelve;
que mi corazón te llevas.-
Volví… ¡Ya estabas casada!
y un ángel de rubias hebras
en tu regazo dormía
el sueño de la inocencia.
Posé, temblando, mis labios
en su faz blanca y risueña,
y al mirarte, vi que estabas
pálida como una muerta.

IV
Después… Aturdido, ciego,
cuando me hirió el desengaño,
en tus queridas memorias
quise vengar mis agravios.
Busqué frenético el rizo
de tus cabellos castaños,
que en la postrera despedida
me diste, Inés, sollozando.
-Muera, dije- este recuerdo
de aquel corazón ingrato,
y arrastre el viento en cenizas
la inútil prenda que guardo.-
Mírela suspenso y mudo,
hasta que ahogándome el llanto,
en vez de arrojarla al fuego
la llevé ¡loco! a mis labios.
¡Ay! quiera Dios que no veas
preso en amorosos lazos,
al hijo de tus entrañas
llorar, como estoy llorando.

V
¿Te acuerdas? Cuando en los días
de mi secreto infortunio
dudaba yo de mí mismo,
pobre, olvidado y oscuro;
enjugando compasiva
mi llanto abundante y mudo,
-no desmayes, me dijiste,
que el porvenir será tuyo.
Yo compartiré contigo
lauros, honores y triunfos,
y a la sombra de tu fama
nuestro amor llenará el mundo.-
Hoy rompe a veces mi nombre
la indiferencia del vulgo,
y a veces también su aplauso
trémulo y turbado escucho.
Pero como estás muy lejos
y en vano te llamo y busco,
paréceme que resuena
en el hueco de un sepulcro.

Gaspar-Nuñez-de-Arce-02

Gaspar Núñez de Arce

Gaspar Núñez de Arce nació en Valladolid, el 4 de agosto de 1834

Murió en Madrid, el 9 de junio de 1903

Fue un poeta y político español.

Biografía

Hijo de un modesto empleado de correos, fue destinado a la carrera eclesiástica, que rechazaba profundamente. Entró en el mundo de las letras al estrenar la pieza teatral Amor y orgullo en Toledo en 1849; a despecho de su padre, se opuso a ingresar en el seminario diocesano y se fugó a Madrid. Allí entró en la redacción de El Observador, un periódico liberal, e inició algunos estudios. Después fundó el periódico El Bachiller Honduras, que toma nombre del seudónimo que adoptó para firmar sus artículos, y donde abogó por una política que unificase las distintas ramificaciones del liberalismo.

Gaspar-Nuñez-de-Arce-03

Estuvo como cronista en la Campaña de África (1859–1860) y se fue implicando en la vida política; fue puesto en prisión en Cáceres a causa de sus violentos ataques contra la política conservadora del general Narváez. Cuando cayó Isabel II, fue elegido secretario de la Junta Revolucionaria de Cataluña y redactó el Manifiesto a la Nación publicado por el gobierno provisional el 26 de octubre de 1868. Fue también gobernador civil de Barcelona, diputado por Valladolid en 1865 y ministro de Ultramar, Interior y educación en el partido progresista de Sagasta; fue nombrado senador vitalicio en 1886; su salud le impelió a dejar la actividad política en 1890. Entró en la Real Academia de la Lengua el 8 de enero de 1874.

Empezó a escribir teatro en colaboración con Antonio Hurtado, después empezó a escribirlo sólo; destaca especialmente el drama histórico, El haz de leña (1872), sobre Felipe II y el príncipe don Carlos, donde no sigue la leyenda negra y procura mantenerse fiel a la realidad histórica; en esta obra, sin embargo, domina el valor poético sobre el teatral. Escribió además Deudas de la honra (1863), Quien debe paga (1867), Justicia providencial (1872) y otras obras. Fue presidente de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles durante el periodo de 1882 a 1903.

En su producción poética, sin embargo, consolidó una obra mucho más importante y que alcanzó gran repercusión: Gritos del combate y Raimundo Lulio, este último en tercetos, fueron publicados en 1875; en el primero, tal vez su libro poético más famoso, figuran las piezas «A Darwin», «A Voltaire», «La duda», «Tristeza» y «El miserere», de las más famosas del autor. La última lamentación de Lord Byron, en octava real, La selva oscura, inspirada en Dante Alighieri, y El vértigo, en décimas, son de 1879. La visión de fray Martín (1880), La pesca (1884), donde se declara un gran amante y observador de la naturaleza, Maruja (1886), de inspiración sentimental, etc. son otros importantes libros poéticos. Dejó inacabados Luzbel y Hernán el lobo (1881). Sus poemas históricos se diferencian de los románticos en que no tratan de describir ambientes, quizá por influjo del monólogo dramático de Robert Browning.

Gaspar-Nuñez-de-Arce-04

Sus escritos teóricos, principalmente su Discurso sobre la poesía, leído el 3 de diciembre de 1887 en el Ateneo científico y literario de Madrid, y reproducido más tarde al frente de la segunda edición de Gritos del combate (primera ed. en 1875) con ampliaciones, lo muestran como un poeta muy consciente de la misión del escritor en la sociedad como poeta cívico, y de amplia instrucción tanto en poesía clásica española como extranjera, en especial anglosajona. Define la poesía como «Arte maestra por excelencia, puesto que contiene en sí misma todas las demás, cuenta para lograr sus fines con medios excepcionales: esculpe con la palabra como la escultura en la piedra; anima sus concepciones con el color, como la pintura, y se sirve del ritmo, como la música». Su obra es muy amplia y diversa, e incluye desde los epigramas de Humoradas a poemas valientemente pacifistas y otros en donde expresa la crisis de su fe religiosa. Su poesía recuerda en ciertos momentos la de García Tassara; con dolor y pesimismo ve la marcha del mundo hacia la destrucción y el caos y fustiga los males de la época. Fue un gran artífice del verso, cuya forma le obsesionaba verdaderamente, negándose a la inspiración apresurada.

Su estilo busca conscientemente la sencillez expresiva y rehuye conscientemente la retórica tanto como Campoamor, pese a lo cual no incurre en el prosaísmo de este autor: «¿Hay acaso nada tan ridículo como la prosa complicada, recargada de adornos, disuelta en tropos…? (…) Lo declaro con franqueza: nada tan insoportable para mí como la prosa poética, no expresiva, sino chillona…». Sostuvo, sin embargo, como éste, que el ritmo lo era todo en el verso, ya que «suprimir el ritmo, el metro y la rima, sería tanto como matar a traición a la poesía». Esta tendencia a usar lo cotidiano del lenguaje será su principal aportación, como la de Ramón de Campoamor, a la poesía posterior, y a través de Miguel de Unamuno hará posible la existencia de Antonio Machado. Al hablar de Robert Browning, dice: «los poetas… no deben escribir para ser explicados, sino para ser sentidos», y aquí tenemos otra de las características de su poesía: el predominio de lo sentimental sobre lo racional, de las sensaciones sobre los conceptos.

Bibliografía

Teatro

  1. El haz de leña (1872)

  2. Deudas de la honra (1863)

  3. Quien debe paga (1867)

  4. Justicia providencial (1872)

Narrativa

  1. Recuerdos de la campaña de África (1860)

Poesía narrativa

  1. Raimundo Lulio (1875)

  2. La selva oscura (1879)

  3. La última lamentación de Lord Byron (1879)

  4. Un idilio (1879)

  5. El vértigo (1879)

  6. La visión de fray Martín (1880)

  7. La pesca (1884)

  8. Maruja (1886)

La poesía lírica

  1. Gritos de combate (1875)

  2. Versos perdidos

  3. Poemas cortos

Gaspar-Nuñez-de-Arce-05Escuela de español. Cursos de Español en Madrid.

Academia Paraninfo. 

Cursos de Español en Madrid.

Calle Princesa, 70. 28011 Madrid. 

Teléfono: 915433139. 

http://www.paraninfo.com

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.