SANTA TERESA DE JESUS. VIVO SIN VIVIR EN MI. SELECCION DE POESÍA ESPAÑOLA. BIOGRAFÍA BREVE DE SANTA TERESA. CÓMO ERA. SUS OBRAS.

Santa Teresa de Avila. Vivo sin vivir en mí.

Vivo sin Vivir en Mí de Santa Teresa de Jesús:

Este mes hemos escogido una poesía muy famosa de una figura muy importante en la historia de España y del mundo.

Santa Teresa tiene una importancia universal. Su personalidad, su obra, su carisma y su magnificencia han pasado a la historia y han trascendido más allá de ser un personaje religioso de altísimo nivel.

Entre sus poesías destaca un poema en particular, “Vivo sin vivir en mí”.

Santa Teresa de Avila. Vivo sin vivir en mí.

VIVO SIN VIVIR EN MÍ:

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza;
muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta,
mira que sólo me resta,
para ganarte perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.

BIOGRAFIA DE TERESA DE JESÚS:

Teresa de Cepeda y Ahumada es más conocida por el nombre de Santa Teresa de Jesús o simplemente Santa Teresa de Ávila.

Nació en Ávila el 28 de marzo de 1515 y murió en Alba de Tormes el 4 de octubre de 1582.

Fue una religiosa, mística, doctora de la Iglesia Católica y escritora. Fundó la orden de las carmelitas descalzas.

El padre de Teresa era descendiente de familia judía conversa. Su madre murió cuando ella tenía 12 años.

Tenía mucha imaginación y era aficionada a leer libros de caballerías.

Deseaba ser monja, su padre le dijo que no lo consentiría mientras él estuviera vivo. Sin embargo el 2 de noviembre de 1533 ingresó en el convento de la Encarnación, en Ávila y profesó en el mismo lugar el 3 de noviembre de 1534.

Santa Teresa de Avila. Vivo sin vivir en mí.

Tuvo graves problemas de salud, con desmayos y una cardiopatía severa. En 1535 su padre la llevó con su hermana a Castellanos de la Cañada.  En 1537 volvió a Avila, pero quedó paralítica en casa de su padre durante dos años. Sus padecimientos físicos fueron terribles.

A mediados de 1539 su salud mejoró, se dijo que por obra de San José. Volvió al convento y recibía visitas frecuentes, pues no era de clausura.

En 1541 muere supadre.

Ella dijo que se le apareció Jesucristo en 1542. En 1555 deja la relación con los seglares cuando vio una imagen de Jesús crucificado.

En 1556 empieza a sentir favores espirituales. En 1558 tuvo su primer rapto y la visión del infierno. Dijo disfrutar de grandes favores celestiales, entre los que se incluye una visión de Jesús resucitado.

Santa Teresa de Avila. Vivo sin vivir en mí.

Se animó para llevar adelante su idea y proyecto de reformar la Orden del Carmen.

Escribió su vida por mandato y consejo de su confesor y otros religiosos.

A finales de 1561 uno de sus hermanos le envió desde Perú una cantidad de dinero que le ayudó a continuar con la fundación del Convento de San José. También le ayudó su hermana Juana.

Teresa decidió reformar la orden para volver a la austeridad, la pobreza y la clausura. Quería volver al auténtico espíritu carmelitano que ella creía perdido.

Después de luchar durante dos años el para Pío IV le concedió la bula para erigir el convento en Ávila. Tomaron el hábito cuatro novicias. Hubo un poco de alboroto, pero se calmaron los ánimos.

Vivían con gran austeridad. Dormían sobre un jergón de paja, llevaban sandalias de cuero o madera, hacían ayuno y no comían carne. Teresa vivía como una más.

Santa Teresa de Avila. Vivo sin vivir en mí.

En 1567 se dio permiso para abrir más conventos, también de hombres. En Medina del Campo fue el siguiente, luego en Alcalá de Henares. En 1552 se fundó otro en Malagón (en este monasterio hoy día viven carmelitas de clausura).

En Valladolid, en 1568 fundó otro convento. En Toledo tuvo más dificultades para establecer otro nuevo.  Allí estuvo un año.

En Salamanca fundó el séptimo convento de las descalzas y en Alcalá el tercero de los descalzos.

En 1571 aceptó el priorato del convento de la Encarnación de Medina.

En 1574 vivió en Alba.

En Sevilla fundó el décimo convento de las descalzas.

Todos aquellos años tuvo muchos viajes por distintas provincias y conventos.

La eligieron priora en Ávila. Sufrió infamias y calumnias, de las que se demostró su inocencia.

A partir de 1580 tuvo muchos problemas de salud. Aún así siguió con sus viajes entre ciudades y fundando conventos.

Su último convento, el decimoséptimo de las descalzas, lo fundó en Burgos. Su salud empeoró y murió la noche del 4 de octubre de 1582. Fue enterrad en el convento de la Anunciación.

Santa Teresa de Jesús 1625

Su cuerpo fue exhumado el 25 de noviembre de 1585, quedando allí un brazo, y llevando el resto del cuerpo a Ávila. Habiéndose hallado el cuerpo incorrupto, por orden del Papa fue devuelto al pueblo de Alba.

Su sepulcro se elevó en 1598, se colocó en una capilla Nueva 1616. Todavía incorrupto en 1670 se colocó en una caja de plata.

Fue beatificada en 1614 por Paulo V, e incluida entre las santas por Gregorio XV en 1622. Fue designada patrona de España por Urbano VIII en 1627. Luego fue designada patrona de los escritores.

En 1970 se convirtió, junto con Santa Catalina de Siena, en la primera mujer elevada por la Iglesia Católica a la condición de Doctora de la Iglesia por Pablo VI.

Su fiesta se celebra el 15 de octubre.

 Santa Teresa de Jesús.

 

Obra literaria:

Cultivó la poesía lírico-religiosa. Sus versos son fáciles, de estilo ardiente y con pasión. Su poesía mística está basada en ese sentimiento de amor ideal a Dios.

Sus obras místicas didácticas más importantes son: Camino de perfección (1562–1564); Conceptos del amor de Dios y Castillo interior o Las moradas. Además: Vida de Santa Teresa de Jesús (1562–1565) escrita por ella; Libro de las relaciones; Libro de las fundaciones (1573–1582); Libro de las constituciones (1563); Avisos de Santa Teresa; Modo de visitar los conventos de religiosas; Exclamaciones del alma a su Dios; Meditaciones sobre los cantares; Visita de descalzas; Avisos; Ordenanzas de una cofradía; Apuntaciones; Desafío espiritual y Vejamen.

Teresa escribió poesías, escritos breves y escritos sueltos sin considerar una serie de obras que se le atribuyen. Escribió 409 cartas, publicadas en epistolarios.

Sus escritos se han traducido a varios idiomas. Su nombre figura en el Catálogo de autoridades de la lengua publicado por la Real Academia Española.

Santa Teresa de Jesús. Vivo sin vivir en mi.

Características físicas:

Su confesor, Francisco de Ribera, trazó así el retrato de Teresa:

Era de muy buena estatura, y en su mocedad hermosa, y aun después de vieja parecía harto bien: el cuerpo abultado y muy blanco, el rostro redondo y lleno, de buen tamaño y proporción; la tez color blanca y encarnada, y cuando estaba en oración se le encendía y se ponía hermosísima, todo él limpio y apacible; el cabello, negro y crespo, y frente ancha, igual y hermosa; las cejas de un color rubio que tiraba algo a negro, grandes y algo gruesas, no muy en arco, sino algo llanas; los ojos negros y redondos y un poco carnosos; no grandes, pero muy bien puestos, vivos y graciosos, que en riéndose se reían todos y mostraban alegría, y por otra parte muy graves, cuando ella quería mostrar en el rostro gravedad; la nariz pequeña y no muy levantada de en medio, tenía la punta redonda y un poco inclinada para abajo; las ventanas de ella arqueadas y pequeñas; la boca ni grande ni pequeña; el labio de arriba delgado y derecho; y el de abajo grueso y un poco caído, de muy buena gracia y color; los dientes muy buenos; la barba bien hecha; las orejas ni chicas ni grandes; la garganta ancha y no alta, sino antes metida un poco; las manos pequeñas y muy lindas. En la cara tenía tres lunares pequeños al lado izquierdo, que le daban mucha gracia, uno más abajo de la mitad de la nariz, otro entre la nariz y la boca, y el tercero debajo de la boca. Toda junta parecía muy bien y de muy buen aire en el andar, y era tan amable y apacible, que a todas las personas que la miraban comúnmente aplacía mucho.

Santa Teresa de Jesus

Títulos:

  • Capitana de los Reinos de España. Este título fue proclamado por las Cortes en 1626 pero los partidarios de Santiago apóstol consiguieron revocar el acuerdo.

  • Doctora Honoris Causa por la Universidad de Salamanca.

  • Patrona de los escritores españoles.

  • Alcaldesa de la Villa de Alba de Tormes (título honorífico) desde el año 1963.

  • Doctora de la Iglesia Católica, declarada en 1970.

Curiosidades:

  • El sepulcro de Teresa de Jesús está cerrado con nueve llaves. La duquesa de Alba tiene tres, las monjas del convento donde está enterrada tienen otras tres y el confesor de dichas monjas, las tres restantes.

  • Es nominada patrona de la gastronomía.

  • La Iglesia anglicana también la considera santa.

  • Murió el 4 de Octubre de 1582 y fue enterrada al día siguiente el día 15 del mismo mes, esto se debe al cambio del calendario juliano al gregoriano, que se produjo la noche en que la velaban.

Santa Teresa de Jesus

Escuela de español. Cursos de Español en Madrid.

Deja un comentario

Archivado bajo Español para Extranjeros en Madrid. Cursos de Español en España., Poesía Española. Poemas Escogidos. Poetas Españoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s